Manejo de enfermedades en trigo

15    de Septiembre   de 2019

Las enfermedades constituyen una de las principales limitantes en los rendimientos del cultivo de trigo. Grandes pérdidas generadas por la aparición de nuevas razas, mejor adaptadas y mucho más agresivas causan la preocupación de agricultores y técnicos. Es necesaria una puesta al día para entender cómo actúan las principales enfermedades y sus ciclos epidémicos. Trataremos de contribuir a una revisión de los conocimientos más actuales de esta problemática.

Dentro de los principales factores que provocan pérdidas en el rendimiento del trigo, debemos tener especial atención en el control de enfermedades. La falta de planificación a corto plazo y de prácticas de manejo integradas puede derivar en una importante merma de rendimiento objetivo, destrozando la rentabilidad. Debemos estar atentos para contemplar todas las variables que fomentan el crecimiento y propagación de enfermedades fúngicas para cuidar los cultivos.

Conociendo al enemigo

Royas
En el trigo se pueden presentar las tres royas: roya del tallo o negra (Puccinia graminis), roya de la hoja (Puccinia triticina) y roya amarilla (Puccinia striiformis). Se denominan así por las manchas rojo-amarillentas o negras, o las listas (soros o pústulas de los hongos de las royas) que irrumpen a través de la epidermis de la planta. El tamaño y la coloración que rodea a las pústulas de la roya (tipo de infección) pueden variar con los diferentes cultivares. Las epidemias que se dan antes o durante la floración son las más perjudiciales, aumentando la transpiración/respiración y disminuyendo la fotosíntesis de la planta.

Manchas
Las enfermedades más importantes están relacionadas con la mancha amarilla, ocasionada por el hongo Dreschlera tritici que sobrevive en el rastrojo y las semillas, y la mancha foliar por Septoria. Estos hongos generan tejido necrótico en hojas, en el caso de mancha amarilla son lesiones chicas de tejido muerto, rodeadas en general por halos amarillentos, de allí el nombre. En el caso de Septoria tritici las lesiones foliares son grandes e irregulares y en el centro se pueden observar puntuaciones negras que son las estructuras del hongo (picnidios) por las cuales se dispersa. 

El monitoreo hace la diferencia

Siempre la prevención, es la mejor y más eficiente herramienta para combatir las enfermedades que afectan al trigo. Una revisación periódica del lote, siguiendo la evolución de las mismas y determinando el momento justo de control, aplicando correctamente los fungicidas adecuados, permite evitar que el patógeno se establezca en el cultivo, aumentando el daño económico.


El monitoreo de trigo debe comenzar más temprano por la roya amarilla y terminar más tarde por la roya negra. Por lo tanto, se alarga el  período de monitoreo y debemos estar más alerta por la roya amarilla.

El monitoreo periódico del lote nos permitirá alcanzar los siguientes objetivos:


•    Controlar la evolución la enfermedad a través del tiempo.
•    Reconocer como se comportan los distintos cultivares y seleccionar los más resistentes.
•    Identificar el impacto de distintas prácticas (fertilización, rotaciones, etc.) sobre el desarrollo de las enfermedades.

 

Determinar, sobre el avance de la enfermedad, las pérdidas de rendimiento y establecer el UDE (Umbral de daño económico) nos permite definir el momento más adecuado para la aplicación de fungicidas.  


La  incidencia, es la cantidad de plantas o de órganos enfermos (que presentan algún síntoma y/o signo) con respecto a la cantidad de plantas u órganos evaluados. Esto se mide en porcentaje, es de rápida y de muy fácil determinación, y es de utilidad para enfermedades que afectan a toda la planta.


La severidad consiste en una estimación visual de la cantidad de tejido vegetal enfermo, para reconocer distintos grados de infección en la planta. Es de determinación más complicada, que necesita cierta capacitación y práctica, donde es posible utilizar escalas gráficas para poder comparar y establecer los distintos grados de infección.

Universidad del Estado de Washington, E.E.U.U.

 

El monitoreo de las enfermedades, deberá ser realizado varias veces a los largo del período de crecimiento del cultivo y cada 7-10 días a partir de que el trigo comienza a ser susceptible. Si las condiciones ambientales son muy favorables para la ocurrencia de enfermedades, la frecuencia del monitoreo deberá ser mayor. El período más importante en trigo para la realización del monitoreo, va de encañazón a grano lechoso.

 

Como combatirlas

La protección foliar con fungicidas es la medida de manejo recomendada que deberemos utilizar durante el ciclo del cultivo en las variedades susceptibles a la roya cuando el nivel de enfermedad y su progreso supere los niveles tolerables. En el caso de roya amarilla son muy bajos (10% de incidencia) ya que es una enfermedad explosiva que nos obliga a tomar decisiones rápidas de control. Generalmente cuando se realizan aplicaciones con bajo nivel de enfermedad se obtienen los mejores resultados, disminuyendo la tasa de incremento del patógeno.


Los fungicidas no deben aplicarse preventivamente, ni tardíamente sino cuando el perjuicio provocado por una determinada enfermedad, alcance el umbral de daño económico (UDE), en donde la pérdida de   producción, todavía es inferior al costo del tratamiento, y nos da el tiempo necesario para implementar una medida de control. 

Conclusión final

El control de enfermedades debe ser una estrategia planificada donde se incluyen prácticas como la rotación de cultivos, la resistencia del hospedante, planificar un tratamiento de la semilla con terápicos de alta tecnología, tratamientos de alta calidad de aplicación y aplicación de fungicidas foliares.

En trigo los fungicidas son una herramienta fundamental para el sistema productivo actual. Hay diversos tipos de fungicidas los cuales difieren en sus mecanismos de acción. Rotar los principios activos también es una herramienta importante para reducir potenciales riesgos de resistencia de determinados patógenos a los fungicidas.

Fuentes consultadas
- UBA – www.herbariofitopatologia.agro.uba.ar
- INTA - Alternativas de control químico para la Roya Amarilla del Trigo
- Agritotal – Ing. Agronomo Gerardo Sugliano - Manejo de enfermedades del trigo
- Trabajos de Margarita Sillon, fitopatóloga de la UNL