Claves del tratamiento de semillas de trigo para obtener cultivos de calidad

Se acerca la siembra de los cultivos de invierno y es un buen momento para refrescar la importancia del uso de semillas sanas. Previa a la cosecha, diversos patógenos pueden infectar las semillas de trigo, permaneciendo junto a su huésped hasta la próxima siembra, cuando comenzarán un nuevo ciclo de infección. Conocé cómo proteger tus cultivos desde la semilla.

El curado de la semilla antes de la siembra, es el primer paso para obtener una buena condición de plantas en el cultivo que se van a implantar, ya que permite eliminar los patógenos y prevenir las posibles enfermedades que provengan del suelo. Este proceso es una parte de un manejo integrado de enfermedades foliares trasmitidas por la semilla, entre otras estrategias como: resistencia del hospedante, aplicación de fungicidas foliares y rotación de cultivos. 


Durante la emergencia del cultivo puede darse la muerte de semillas y de plántulas ocasionadas por enfermedades derivadas de la interacción entre la semilla con los patógenos llevados en esta, los que habitan el suelo y/o los presentes en el ambiente.
La sanidad del cultivo de trigo es determinante del rendimiento y sobre todo afecta la estabilidad. El uso de fungicidas demostró ser una herramienta eficaz para controlar las enfermedades foliares. El tratamiento de semillas con fungicidas actúa sobre el agente inoculante presente sobre o dentro de la semilla, impidiendo que se constituya en una fuente inicial o primaria de contaminación y además protege a la semilla de patógenos habitantes del suelo que atacan las raíces. 

 

Los objetivos del tratamiento de semillas son:


•    erradicar inóculo presente en la semilla
•    proteger a las semillas y plántulas de patógenos presentes en el suelo
•    minimizar infecciones de enfermedades foliares en las primeras etapas de desarrollo del cultivo
•    lograr una emergencia uniforme con una mejor implantación del cultivo. 


Es importante contar con herramientas que permitan proteger a la semilla y la plántula de estas enfermedades. Utilizar un producto de amplio espectro de control de los patógenos de la semilla y algunos otros patógenos que afectan las plántulas en los primeros días de desarrollo del cultivo, es una recomendación.

 Curasemillas


Los curasemillas son productos fitosanitarios destinados a la protección de las semillas y de las etapas más tempranas del vegetal. Gracias a un tratamiento previo, son cubiertas por una capa (de uno o varios compuestos) que las protege contra los ataques de insectos y/o enfermedades que pueden afectar al cultivo, desde la siembra hasta las primeras semanas de implantación.


El objetivo fundamental de la utilización específica de funguicidas curasemillas es la erradicación de los microorganismos llevados externa o internamente por la semilla e impedir la acción de patógenos que se ubican en el espermoplano (área sobre la semilla) y en la espermatósfera (área de suelo que rodea a la semilla).


 

Manejo


Las empresas de protección de cultivos, han desarrollado e implementado, en los últimos años, nuevas tecnologías aplicadas a productos curasemillas. Nuevas moléculas con diferentes modos de acción en los tratamientos de semilla, aumentaron la eficacia de control, como así también favorecen un mayor desarrollo radicular y control de hongos de suelo. Esta eficacia está asociada a la oferta de diferentes combinaciones de fungicidas que aumentan el espectro de acción y disminuyendo el riesgo de generación de resistencia. 
Hay dos tipos de fungicidas: los sistémicos y los de contacto. Los sistémicos no son absorbidos por la semilla cuando es tratada, pero si cuando el proceso de germinación empieza. Los fungicidas de contacto quedan en la superficie de la semilla ejerciendo su acción cuando entran en contacto con el patógeno presente. En ambos casos, parte del fungicida queda en las inmediaciones de la semilla y controla los patógenos que habitan en el ambiente. Así, logramos controlar enfermedades en los primeros estadios del cultivo, evitando pérdidas de plantas que puedan afectar el rendimiento.

ATENCION: no es lo mismo usar cualquier curasemillas, cada caso tiene su solución recomendada. Hay patógenos causan enfermedades en los primeros estadios del cultivo (fusarium, rhizoctonia, pythium, phytophthora, etc.), y patógenos que afectan la producción de semillas, cuando la planta ya está en estado reproductivo. Es fundamental que el productor cuente con asesoramiento profesional. Siempre es de importante seguir las recomendaciones del agrónomo asesor y de las etiquetas de los productos fitosanitarios. Además de aplicar los cuidados necesarios a la hora de manipular agroquímicos. Respetar estas indicaciones es respetar las Buenas Prácticas Agrícolas.

Las recomendaciones para esta campaña son:

 

La correcta utilización de un buen curasemillas es de vital importancia en campañas caracterizadas por un porcentaje de humedad elevado en el suelo. Estas condiciones predisponen el desarrollo de hongos que pueden afectar al cultivo de forma masiva. Debemos entender que cada situación es particular por lo que el lote y la semilla a implantar deben ser evaluados de la misma manera antes de tomar una decisión. 


Compartimos algunas recomendaciones y sugerencias de profesionales para aplicar en esta campaña que se acerca:

 

  • Incorporar análisis de sanidad y calidad en las planificaciones de siembra.

  • Incorporar que el tratamiento de semilla no es medida de control aislada sino parte de un manejo integral.

  • Conocer el perfil sanitario de las variedades a sembrar y el historial de lotes.

  • Utilizar tratamientos de acuerdo a la carga fúngica de la semilla y de la mejor calidad posible.

  • Conocer y aplicar las dosis correctas.

  • Mantener los niveles de nutrición adecuados.

  • Monitoreo continuo y riguroso, identificando enfermedades y malezas.

  • Optimizar la eficiencia del uso de los recursos disponibles bajo un sistema sustentable en el tiempo, dando como resultado un incremento en los rendimientos y la calidad del producto final.

Desde GLEBA ofrecemos soluciones eficientes que mejoran la performance de las semillas, aplicando tecnologías innovadoras. Con un portfolio completo de soluciones para el tratamiento de semillas que  mejoran el vigor de la planta, aumentan la estabilidad y garantizan mayores rindes.